El modelo de éxito silencioso


La idea del éxito tal como hoy en día se vende, se ha ido convirtiendo en un escaparate. Parece que está vinculada a muchas otras cosas: exposición pública, vanidad y cierta revancha contra el sistema: “Lo he conseguido, que se entere todo el mundo”.

El concepto de éxito al que muchos aspiran lleva implícitas algunas connotaciones como la puesta en escena de un personaje una vez alcanzado el objetivo. Personajes Jesusgilizados a veces; o pretendidamente austeros, otras... pero en definitiva cambiando a la persona.

Porque aparte de cómo lo digiera cada uno, seguramente el éxito lleva asociadas demasiadas servidumbres y algunas son inevitables. Como la responsabilidad o la proyección.

A mi me gusta pensar que soy del tipo de aspirante a hombre de éxito que mantendría el más absoluto anonimato. Si eso llega tengo claro que haré excentricidades y excesos, como cualquiera, (en realidad también las hago ahora sin poder permitírmelo) pero no le daría visibilidad. Mi modelo de éxito es, sería, silencioso.

No sé si lo llevaría tan al extremo como el de un escritor chileno que firma sus libros como “el autor” y que se convirtió en best seller en 2011 con su novela “La semana en que se juntas los siglos”. En una entrevista anónima le decía entre bromas al periodista: "Si dices quién soy te quemo en aceite". Y aun hoy sigue sin conocerse su identidad.

Pero sin ser tan extremos, mis héroes del silencio del éxito son varios.

Mr. Tadao Yoshada. Hace años publiqué un post acerca de mi admirado Tadao Yoshida, el fundador de un emporio mundial que fabrica cremalleras y cuyo logo verás en la hebilla de las cremalleras de muchos de tus pantalones. YKK es una marca silenciosa.

Doctor Oliver Rodés. Debe ser un semidiós en lo suyo. Hace unos 15 años mi mujer me puso tras la pista. Y año tras año, botella a botella, he ido comprobando como el distinguido doctor, una eminencia sin duda, sigue siendo quien firma todos los análisis del agua mineral que aparecen las botellas de agua de España. De cualquier marca.... acuérdate de buscarlo la próxima vez.

D. Manuel Jalón. Un discreto Zaragozano que murió en 2011 y que fue el inventó, patentó y vendió mas de 60 millones de fregonas por todo el mundo sin que el resto de mortales supiéramos si su casa tenía o no 15 cuartos de baño. Y no recuerdo que saliera en el Hola.

D. Onésimo Miguelañez. Un segoviano hecho a sí mismo que vende 30 millones de euros al año en chuches y al que siempre estaré agradecido por mantener en el mercado los regalices rojos… pero el caso es que últimamente también ha sucumbido al influjo del estrellato, y mordió la manzana del programa Callejeros, dándose un baño de popularidad por su fábrica, su finca y sus principios.

José Antolín Toledano. Ese nombre posiblemente no diga mucho al gran público, y menos aún si su origen está en un taller mecánico en Burgos. Pero quizás hablar de 28.000 empleados y más de 4.000 millones de euros de facturación digan algo más. Bastante mas. El anónimo Antolín se dedica a vestir el interior de coches “somos proveedores de 1 de cada 4 coches que se fabrican en el mundo”. Y siguen en Burgos y siguen llamándose grupo Antolín. Realmente me encantaría tomar un café con él y escuchar todo lo que tenga que decirme.

En definitiva esta es una pequeña lista de grande nombres propios anónimos.

Que me reconcilian con mi idea del éxito silencioso. Llegar al olimpo de tu sector sin convertirte en una deidad. Pero esta es solo la reflexión de un aspirante.

Recientes
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Recientes
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle