Pero, por Dios, ¿al final qué era el extraño ruido de Oregón?

Salió en todos los telediarios, provocó todo tipo de conjeturas. Científicos, curiosos, y las típicas furgos de TV con antena llenas de letras mayúsculas, recorrían el tranquilo pueblo de Forest Grove de Oregón buscando indicios. Un pitido del demonio, ilocalizable, inexplicable e inquietante sonaba aleatoriamente envolviendo a los Forestgrovenses en una gigantesca interrogación. Un gato de cien kilos en celo, el pito de un Nicanor amplificado, el llanto de un bebe marciano abandonado en este planeta… muy difícil de explicar. Testimonios inquietantes de los vecinos. Gente rebuscando en su biblioteca de palabras para explicar la textura de ese sonido… Si tecleas “Extraño ruido” seguro que Goo

Siguenos:

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
Buscar por tags...